viernes, 24 de abril de 2015

El mejor café de los viernes

Casi sin darme cuenta ya vuelve a ser viernes. Y si creías que no me iba a tomar el café contigo estabas muy equivocada. Es un café tardío, de esos que te tomas ya en plan relajado con la mirada puesta en el fin de semana. Venga! Ya tienes el tuyo?



























Si estuviésemos tomando un café te contaría que ésta ha sido una semana genial. Empecé con la resaca de Punto Mom, con una especie de letargo agradable del que tuve que salir apresuradamente quitándome el traje de bloguera y poniéndome el de médico nada más empezar el lunes. Aunque fue una guardia dura, te aseguro que la sonrisa no se me quitó de la cara ni un momento. Bueno, alguno sí pero muy poquitos. Y la culpa de esa sonrisa la tienes tú. Porque, oye, yo ya sabía que estabas ahí, en mi nube, pero el cariño que me hiciste llegar a través de esta ventana fue increíble. A lo mejor no te atreviste a saludarme, o sí y hablamos un ratito. Tal vez nos achuchamos y charlamos un buen rato pero ten claro que, desde esta semana, sé para quien escribo. Y me encanta que sea para ti. Por eso el café de hoy no es un café normal, es EL MEJOR CAFÉ.

Si estuviésemos tomando un café comentaríamos que ayer fue el Día del libro. Que yo no era mucho de los Días de pero cada vez lo soy más. Es verdad que todos los días deberíamos acordarnos de nuestras madres, del Planeta Tierra, del Alzheimer y de los libros, pero mira, más vale hacerlo un día que no hacerlo, no te parece? Así que si gracias a eso desde ayer hay un libro más en muchas casas, yo lo doy por bien empleado. Yo ayer no compré ningún libro. Tampoco pensaba comprarme una rosa que, dicho sea de paso, es una de las flores que menos me gusta pero como en el mundo hay gente muy buena acabé con un cargamento de rosas en mi casa. Primero me regalaron una en la pelu porque resulta que ayer celebraban el Beauty Lovers Day y después me fui a comprar flores. Me llevé un ramo de eucalipto porque, ya que me habían pintado las uñas de rojo en la peluquería tenía que aprovechar para hacerme unas fotos. Y es que una bloguera no está completa hasta que no tiene unas fotos con uñas rojas y eucalipto. Y si puede ser con un ejemplar de Kinfolk, mejor que mejor. Por supuesto, ya tengo el mío preparado. Y como mi florista tenía un ramo de rosas un poquito pasadas (aunque perfectas para mi ojo inexperto) me las regaló toditas. Así que ahora tengo un cargamento de eucalipto y rosas en mi casa. Si quieres venir a hacerte unas fotos, aquí te espero.

Si estuviésemos tomando un café te contaría que este fin de semana vuelvo a escaparme. Esta vez escapada romántica a Oporto.  Solos mi chico y yo. El próximo mes cumpliremos 14 años casados y, como nos va a pillar de viaje familiar en Londres, pues aprovechamos ahora para celebrarlo. Creo que nunca había necesitado tanto un viaje como éste. Tenemos tanta prisa todos los días, hay tantas cosas que nos ocupan y nos separan que hay que saber pararse también. Y eso haremos estos días. Pararnos, mirarnos a los ojos y, sin ningún menor de 10 años correteando entre nosotros, recordar lo que hemos compartido y todos los motivos que tenemos para seguir compartiendo. Nosotros tenemos una tradición. Cada año en nuestro aniversario nos preguntamos si queremos renovar contrato un año más y, si la respuesta es sí, nos intercambiamos los anillos (por increíble que te parezca usamos la misma talla de anillo). Pues esto es lo que haremos. Yo creo que voy a decir que sí, por lo menos otro añito...

Y como ya sabes que rindo mejor bajo presión, a estas alturas aún tengo la maleta sin hacer. Así que me voy corriendo a llenarla de buenos zapatos y camisetas de rayas, y de botas de agua porque las previsiones del tiempo son horribles, y si te apetece, nos vemos la próxima semana.

12 comentarios:

  1. Si estuviéramos tomando un café, te diría que tengo los dientes todavía muy largos porque no pude ir a Punto Mom, pero que el año que viene no me lo pierdo. Que disfrutes muchísimos de tu finde romántico!! Mua!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el año próximo nos veremos en Punto Mom!!

      Eliminar
  2. Cada día me enamoro un poco más de ti... Necesito que vengas y me des un curso rápido de maximización del tiempo.
    Disfrutar (de lo lindo) este finde de dos en Oporto!!
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo encantada de visitarte y darte clases Iverina! El problema son los gastos de viaje...jajaja

      Eliminar
  3. Disfruta de este finde que es muy especial
    Y pronto tendremos el nuestro jejejeje

    ResponderEliminar
  4. Qué tradición tan bonita! En mi caso imposible, mi anillo cabe dentro del de mi chico :D
    Disfruta de este finde romántico en Oporto, vas a comer de diez.

    Me ha encantado leerte! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Tenías razón, la comida genial!!

      Eliminar
  5. Que bonita entrada Lorena. Espero que a estas alturas estés disfrutando con uno de los hombres se tu vida en Oporto. Que bonita tradición lo del anillo, a mi me pasa lo mismo que a Mary Galou, mi alianza cabe dentro de la de Jesús y eso que a mi me han engordado un montón las manos!! porque antes de tener a mi segundo peque mis anillos eran talla de niña de comunion ( segun los joyeros, jajajajaja)
    Que te preste el finde y el viernes nos tomamos otro cafe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de encontrarte todos los viernes Rosario! Un beso fuerte!

      Eliminar
  6. Qué bonito lo cuentas! Que envidia me da saber que estas en Oporto! De libros y rosas ando servida. Te explico más en el próximo café. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado vuestra tradición del anillo!y del post anterior he tomado nota de unos cuantos libros

    ResponderEliminar

Blogging tips