martes, 20 de junio de 2017

Me gusta el fútbol

No, en realidad a mí no me gusta el fútbol. Como deporte tolero ver un partido, no es mi pasatiempo favorito pero lo soporto, pero no me gusta nada lo que hemos montado a su alrededor. Y hablo con conocimiento de causa. Fui socia del equipo de mi ciudad durante cuatro temporadas y, cada dos semanas, asistía a partidos cuando las gradas no tenían asientos ni estaban cubiertas. Y te recuerdo que vivo en Coruña y que aquí en invierno llueve. Bastante. En mi infancia los domingos tenían la banda sonora de los pitidos del carrusel deportivo y crecí escuchando que Soberano es cosa de hombres (puaj). Pues eso, que de fútbol sé un rato.Y cada vez me gusta menos. 


Pero tengo la desgracia (o la suerte) de convivir con tres futboleros y sigo "disfrutando" de muchos más partidos de los que me gustaría. Mis dos hijos juegan en equipos de fútbol lo cual implica partido cada fin de semana: puede ser sábado, domingo o ambos. La mayoría de las veces es mi marido quien se encarga pero a veces coinciden a la misma hora y nos toca "doblar turno". Pese a mi disgusto con esta práctica tenemos un acuerdo tácito en casa que implica que yo me encargo de acompañarlos a los entrenamientos (dos días por semana, lo que implica cambiar mis turnos de trabajo tooodo el año) y él se ocupa de la competición. Hasta aquí bien. Aceptamos barco.

viernes, 2 de junio de 2017

Me bajo de la vida

Tengo una crisis existencial. He tardado unos tres meses en ponerle nombre a mi estado de ánimo pero ya está. No estaba triste, ni enfadada, ni aburrida pero no era capaz de tener la energía de siempre. Días y días dándole vueltas a la cabeza, mis padres preocupados, mis amigos pensando que estaba enfadada, hasta en el trabajo me decían que me pasaba algo...y yo sin saber qué decir. Pero ahora lo tengo claro: se llama crisis existencial.


Yo no sé si te ha pasado esto alguna vez, a mí me recordaba un poco a la sensación de no encajar en ninguna parte que tienes cuando eres adolescente. Pero, ¿ahora?¿una señora de casi 42 años que no tiene claro dónde está? A mí me parecía tan ridículo como a ti, pero el caso es que es así como me sentía. Lo peor de todo es que el motivo último de mi malestar era algo tan banal como las RRSS. Un poco inmaduro, no?

martes, 7 de febrero de 2017

Madres arrepentidas y otras maternidades

¿Recuerdas aquella frase que Obelix repetía en sus cómics? "Están locos estos romanos..." Pese a que nunca fui una gran lectora de este tipo de libros, estas últimas semanas no me quito estas palabras de la cabeza. Porque yo no entiendo nada y cada vez con más frecuencia tengo la impresión de ser una extraterrestre o de no entender el mundo en el que vivo.



Voy a empezar con una confesión: cada vez tolero menos las redes sociales. En los últimos tiempos se han convertido para mí en una fuente de malestar, me siento agredida por la vehemencia y en ocasiones la mala educación con la que muchos se manifiestan en ellas. Antes bastaba con decidir si eras del Madrid o del Barça, arriesgando mucho si eras Colacao o  de Nesquik, pero ahora cualquier cuestión por pequeña que te parezca es motivo de debate encarnizado. El agua mineral, los azúcares, los colegios, la lactancia...y, por supuesto, la maternidad. Ahora no vale con ser madre, ahora se te exige que definas tu postura al respecto y que la defiendas a muerte.

lunes, 16 de enero de 2017

Gripe: verdades y mentiras

Un año más la gripe ya está aquí. Cada año, cuando llega este momento, me planteo escribir este post pero al final, la gripe llega y se va y a mí se me pasa el arroz. Pero este año no. Este año tengo que desahogarme.

La gripe es un momento cansino para los que trabajamos en urgencias. Es la excusa que utilizan gerentes y políticos para justificar las deficiencias de un sistema que hace aguas en primavera, verano, otoño e invierno. Pero, claro, ahora la culpa es de la gripe así que todos nos mostramos comprensivos con el colapso que se produce en todos los centros sanitarios.


A mí con la gripe me pasa lo que a otras personas con los piojos; algunos sostienen que los piojos los sueltan los de Filvit en avionetas en los patios de los colegios, yo creo que el virus de la gripe lo esparce la ministra de Sanidad para distraer la atención de cuestiones más importantes. Que no digo yo que la gripe no importe, ojo, que desde un punto de vista salud pública es algo muy a tener en cuenta, pero, desde luego, no justifica el deterioro de nuestro sistema sanitario.

Blogging tips