viernes, 17 de abril de 2015

El café de los viernes

Un viernes más me asomo a esta ventana para compartir un cafetito con todos vosotros. Parece un viernes normal pero no lo es, es un viernes en que, como cuando éramos pequeños y nos íbamos con el cole, esta tarde me voy de excursión con unas amigas a conocer a otras muchas.





























Porque, por si alguien no lo sabe, el sábado en Oviedo se celebra Punto Mom y yo estoy como niña con zapatos nuevos. Porque el año pasado disfruté tantísimo que éste no dudé en repetir.

Si estuviésemos tomando un café os contaría que estoy emocionada. Que tengo unas ganas locas de que arranque nuestra particular caravana con destino a Oviedo. Que vamos a ir como sardinas en lata, cinco en un coche, pero que las risas están aseguradas. Que no llega el momento de poder abrazar, por fin!!, a tanta gente que conozco tanto en la vida 2.0 pero aún no he tenido la suerte de poder conocer en la 1.0. Os mantendré informados por IG.

Si estuviésemos tomando un café os diría que me encanta sentarme en las cafeterías con mi libro y mi café. La foto de hoy (me he dado cuenta de que aparte del reto #52 libros que tengo en IG también estoy haciendo el reto #52 fotos de cafés para poder ilustrar mis posts semanales. Hay que ver lo que me gusta a mí una colección...) está sacada en una cafetería que me encanta. Lo cierto es que ni siquiera se le puede llamar cafetería, es un sitio minúsculo, ni siquiera tiene mesas, tan sólo hay sitio para dos barras delante de las ventanas. Supongo que por esto me encanta; me siento ahí, delante de la ventana, con mi libro, el café que, por cierto, es riquísimo, y, de vez en cuando, levanto la cabeza para ver la gente pasar. Por si fuera poco la camarera es encantadora así que le perdono la falta de espacio. Hace una semana, mi amiga Iverina confesaba que se siente incapaz de entrar sola en una cafetería. Yo, si voy con mi libro no tengo problema. Eso sí, al cine sola ni de coña.

Si estuviésemos tomando un café os contaría que es la primera semana sin visita a la domadora. Que soy libre hasta finales de abril en que tendré que volver a examinarme. Mi dieta de mantenimiento contempla el fin de semana completamente libre así que el viernes pasado cené una bolsa de chuches que me supo a gloria. Creo que con la dieta he perdido facultades porque, pese a que la bolsa no era de las más grandes que me he comprado, no fui capaz de terminármela!!. Esto no pasaba desde una gastroenteritis que tuve en 1987. El resto del finde comí con ganas pero con moderación y el domingo por la noche, igual que Cenicienta vuelta a la cruda realidad. De momento no he ganado un gramo supongo que gracias también al ritmo de ejercicio físico que he tenido esta última semana. No sólo he seguido con mi entrenador sino que he ido a correr dos días superando por fin la media hora de carrera seguida. Que nadie se ría, por favor. Para alguien con tanto amor por el sofá como por las chuches esto es un hito histórico. Ya dejaréis de reír cuando corra (y termine) mi primera carrera...

Si estuviésemos tomando un café os contaría algo que me pasó ayer en un parking. Estábamos en una cola para pagar y al chico que iba antes que a mí se le atascó el ticket. La máquina estuvo un buen rato "pensándoselo" y al final lo lanzó fuera de tal modo que salió volando aterrizando en el suelo. El chico, con cara de sorprendido, recogió el ticket y se fue. Detrás de mí había un señor de mediana de edad. Uno de estos que no saben lo que es el respeto por el espacio vital de los demás. Tan pegado a mí que podía ayudarme a contar las monedas. Hizo la bromita de ¡Qué carácter tiene esta máquina! añadiendo a continuación que, si le hubiese pasado a él, las cosas no iban a quedar así. Yo lo miré con mi cara de emoticono ojiplático y seguí a lo mío. Pero luego me quedé pensando... y el energúmeno este, cómo tendría pensado arreglar el desaire de la máquina? Emprendiéndola a patadas con ella? Teniendo una discusión con la pantalla? O tal vez dirigiéndose a caja central para poner una queja sobre los modales de los "empleados"?  Y es que yo, que soy amante de la buena educación, cada vez me sorprendo más con la crispación con la la que circulan algunos por la vida. Será que me voy haciendo mayor...

Bueno queridos, os dejo ya que me enrollo y no hay quien me pare. Aún tengo una maleta por hacer, una clase de costura, hacer la comida, acabar el calendario de guardias, preparar un post para la semana próxima...Os quedáis por aquí? Yo os espero En las nubes.

8 comentarios:

  1. Hoy por fin me vas a decir donde te hiciste con la máquina esa que convierte los días que para el resto son de 24 horas en 48 horas!!
    Yo también me debo estar haciendo mayor porque echo de menos mucha educación en la vida diaria, mucho respeto por el espacio de los demás, y me sobra mucha crispación (prometer venganza a una máquina, es lo más)
    Nos vemos en unas horas!!
    Besines

    ResponderEliminar
  2. Después de compartir café contigo solo puedo decirte una cosa!..... el año que viene nos vemos en punto mom, jajajaj

    Disfruta muchísimo! !

    Un beso grande

    Inés

    Pd: y si, debe de ser la edad porque yo también he desarrollado intolerancia a los mal educados!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te tomo la palabra Inés! El año que viene no puedes faltar!

      Eliminar
  3. Después de compartir café contigo solo puedo decirte una cosa!..... el año que viene nos vemos en punto mom, jajajaj

    Disfruta muchísimo! !

    Un beso grande

    Inés

    Pd: y si, debe de ser la edad porque yo también he desarrollado intolerancia a los mal educados!!

    ResponderEliminar
  4. Mira, mira si tengo ganas de que llegue... No voy a parar hasta dar contigo!!
    Y lo de la mala educación unida a la chulería es con cosas con las que no puedo. Ahora, me he dado cuenta, que no hacer ni caso es el mejor desaire para quien se cree con razón por encima de todo.
    Me voy a hacer la lista (que no aún la maleta).
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Disfruta muchísimo por mí de Puntomom, que el año que viene no me lo pierdo!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Lorena! Me puedes decir donde esta la consulta de tu domadora? Tanto hablar de ella y despúes de ver los buenos resultados... A ver si me mete en vereda 😁. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mándame un correo Martina y te lo cuento todo...

      Eliminar

Blogging tips