martes, 11 de marzo de 2014

La princesa Irene

Hoy me acerco de nuevo  a este rincón para contaros cómo nos fue en el cumple de Irene. Los que sois amigos de Instagram ya sabéis que hicimos una fiesta de princesas, porque qué niña de 3 años no adora las princesas?

Irene es mi muñequiña. Así la llamo yo. Fue mi segunda sobrina pero la primera niña y también la primera de mi hermana. Y eso marca. Se hizo de rogar, mucho tiempo esperándola y un parto muuuuy complicado. De hecho me hizo pasar uno de los peores momentos de mi vida. Porque, ser médico y estar de espectador, da mucha tranquilidad al que acompañas pero tú sufres muchísimo sabiendo todas las posibles complicaciones.

Pero Irene no sólo tenía allí a su tía y a un ginecólogo genial, sino también a sus papás que, como siempre, demostraron que están a la altura. Y aquí voy a barrer para casa y te diré, Irene, que tienes la mamá más valiente del mundo y que está dispuesta a hacer cualquier cosa por ti; desde el minuto cero.






Y ahí comenzó mi historia de amor con Irene. Y la de Irene con su tía, con "latía", que es como me llama. Y a mí se me cae la baba, claro. Es mi modelo favorita y mi "clienta" más agradecida. Se pone todo lo que le hace "latía" como si acabara de llegar de la tienda más exclusiva de París.

Así que, cuando este año mi hermana me encargó un cumple de princesas, mi cabeza se puso a funcionar. Lo primero el estilismo. Un tutú rosa con mariposas y corazones plateados, una coronita y unas merceditas rosas tuneadas. Tirado y resultón.




Y, por supuesto, la decoración. Los papás de Irene se encargaron de todo lo "salado" y yo de lo dulce y de toda la decoración. También sencillito y muy, muy rosa. Galletitas con forma de corona de princesa, con fondant rosa y perlitas plateadas. Batido de fresa, chuches, galletitas de chocolate...




Banderines en rosa y gris con su nombre, cartelitos para la comida y la mítica tarta de chocolate de cerveza Guinnes. Es una de mis especialidades y siempre tiene éxito. Prometo receta en otro post!




La verdad es que a todo el mundo le gustó mucho y no dejamos ni las migas, síntoma de que la cosa no salió mal.



Pero, lo mejor de todo? Sin duda la carita de Irene cuando vió su ropa de princesa y su Gracias "Latía" que compensa cualquier esfuerzo.

Espero que os haya gustado y que os sirva de ayuda para vuestros cumples de princesas.

Si os apetece yo seguiré viéndoos En las nubes...

9 comentarios:

  1. "Latía" es la mejor!!! Irene tiene que estar encantada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fani, "Latía" tiene mucha suerte con sus sobrinos. Pero es que Irene es mucha Irene!

      Eliminar
  2. La fiesta preciosa, pero es que Irene está para comérsela!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy leyendo este post con la lagrimita en los ojos.... Como t pasa hermanita!!!!!!! Irene tiene mucha suerte con su “latía” no puedes ser mejor y no se cómo voy a hacer para agradecerte todo....creo q es posible. El cumpleaños no pudo ser mejor y ella no pudo estar más feliz!!!!!!! Te quiero muchoooooooooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este blog va a acabar sumiéndote en una depresión! No haces más que llorar! Ser "Latía" lo compensa todo. Y, además, a quién le haría yo cosas rosas??

      Eliminar
  4. Qué sensación tan buena deja leer esas palabras tan bonitas, gracias por compartirlo

    ResponderEliminar

Blogging tips